herramientas para entrenar

Herramientas para entrenar: Máquinas de Fitness

Cuando llegamos a un gimnasio, nos encontramos con múltiples máquinas para poder hacer nuestros entrenamientos.

En este artículo os hablamos un poco de estas maquinas y su funcionamiento.

More...

Una de las herramientas más comunes y en las que más invierten los gimnasios hoy en día son las máquinas de fitness.

Es normal entrar en un gimnasio y que este disponga de máquinas para que los clientes puedan realizar sus entrenamientos, todos los que acudimos a los gimnasios utilizamos en mayor o menor medida estas máquinas como parte de nuestra rutina.

Pero…

  • ¿Sabemos cómo funcionan?​
  • ​¿Sabemos que características tienen estas máquinas?
  • ​Sabemos cómo nos pueden ayudar a conseguir nuestros objetivos dependiendo de la etapa de nuestra progresión?

En este artículo abordaremos estos temas para saber un poquito más sobre esta herramienta tan cercana a nosotros y que muchas veces es desconocida.

¿Qué es una máquina de fitness?

Una máquina de fitness es una herramienta utilizada normalmente en los gimnasios para ofrecernos una carga (fuerza) la cual nos provocará una resistencia con la que podremos ejercitar nuestros músculos.

​En la maquina podemos observar un sistema de poleas y palancas, el cual diferencia este tipo de cargas de otras, como puede ser una mancuerna o un elástico.

En este sistema podemos observar cables, placas, levas o agarres.

También es muy común que la maquina tenga puntos de soporte para la persona que la vaya a utilizar (asiento, respaldo, zonas para apoyarnos…) y que además, solo tenga un movimiento posible.

Todo esto hará que la maquina tenga una serie de características que se convertirán en “pros y contras” según nuestro objetivo y momento de la progresión, veamos cómo funcionan todos estos componentes y que características confieren a la máquina.

¿Cómo funciona el sistema de poleas?

Como podemos observar las maquinas que utilizan placas suelen tener poleas.

¿Qué hacen esas poleas? Las poleas pueden hacer varias funciones, estas son:

  1. Redireccionar el cable.
  2. Desmultiplicar la carga.
  3. Multiplicar la carga.
herramientas para entrenar

Las poleas que redireccionan nos permiten trabajar en una dirección y sentido diferente al que nos darían las placas.

Podemos por ejemplo cambiar el sentido de la fuerza haciendo pasar el cable por una polea, como vemos en esta foto.

El peso de las placas nos ofrecería una fuerza hacia abajo, si pasamos el cable por la polea nos ofrece una fuerza hacia arriba (por lo que nos costará bajarlo).

Las poleas que desmultiplican son muy comunes en las máquinas de fitness, estas se encuentran normalmente junto a las placas y se desplazan con ellas.

Este tipo de poleas harán que nos llegue solamente la mitad del peso de las placas. Tendrá además efectos sobre las cargas inerciales que nos llegan.

​Puede haber varias poleas de este tipo y que desmultipliquen la carga, llegándonos así 4,6 u 8 veces menos el peso de las placas, pero no es lo común.

Lo más común es la desmultiplicación llegándonos la mitad del peso.

herramientas para entrenar

También es muy común ver sistemas donde al realizar el ejercicio unilateralmente la carga se desmultiplica y si lo hacemos bilateralmente no lo hace.

Las poleas que multiplican la carga hacen todo lo contrario, aumentan el peso de las placas x2, x4….

Aunque no son tan comunes como las desmultiplicadas, sí que nos podemos encontrar alguna máquina con una multiplicación x2.

Esto también tendrá efecto sobre las cargas inerciales.

Hemos visto alguna característica de las máquinas de fitness con esta explicación. Podemos redireccionar la carga y variarla, aunque esta no es la única forma, como veremos a continuación.

¿Cómo funciona el sistema de palancas?

El sistema de palancas de la maquina también determina cuanta carga nos llega.

En este sistema estará el cable, que será la resistencia de la máquina, y estaremos nosotros que seremos la potencia de la máquina, todo ello alrededor de un eje.

Ahora explicaremos esto más calmadamente.

Seguramente habéis visto alguna vez una polea con una forma extraña en la máquina... a eso se le llama, leva excéntrica.

En la leva excéntrica podemos ver un eje (del que os hablaba antes), alrededor del cual se produce el movimiento.

Veremos también el cable pasando a cierta distancia del eje. 
Cuanto más lejos pase del eje, mas torque generará y por lo tanto más carga nos llegará a nosotros
.

En la siguiente foto podemos observar una leva excéntrica y el eje, indicado con un punto azul.

También vemos el cable pasar por la leva.

La distancia más corta desde el cable hasta el eje será el brazo de momento de la resistencia, el cual marcará la cantidad de carga que nos llega para un mismo peso en placas.

herramientas para entrenar

Si pensamos un poco, vemos que la forma de la leva hará que el cable pase más o menos cerca del eje y recordemos que a más distancia más carga nos llegará.

Por lo tanto, esta leva hará que la carga varíe según vayamos realizando el movimiento, llegándonos en una zona más carga y en otra menos carga.

Variación de la distancia a lo largo del movimiento:

En azul veremos el eje, en amarillo la línea por donde pasa el cable y en rojo la distancia más corta entre el cable y el eje.

herramientas para entrenar

Paso 1

Durante el movimiento la distancia aumenta

herramientas para entrenar

Paso 2

Por tanto me llega más carga...

herramientas para entrenar

Paso 3

Al final disminuye y llega menos carga.

Bien, hasta ahora hemos visto cómo puede variar la carga según el torque que provoque la resistencia de la maquina (el cable), pero esto no es lo único.

La cantidad de fuerza que nosotros hagamos para vencer la carga también dependerá de las características mecánicas que tengamos en ese momento.

Dicho de otra manera, cuanto más brazo de momento tengamos nosotros (brazo de momento de la potencia) menos fuerza necesitaremos hacer para vencer una misma carga.

¿Cuál es nuestro brazo de momento?

Pues será la línea más corta desde la línea de fuerza que nosotros hacemos y el eje.

​Veamos a continuación esto representado en imágenes y como este brazo de momento de la potencia varía con el movimiento, haciendo que me cueste más cuanto más pequeño sea y que me cueste menos cuanto mayor sea (justo al revés que ocurría con la resistencia)

En las fotos vemos en azul el eje, en amarillo la línea de fuerza que yo hago y en rojo la distancia más corta entre mi línea de fuerza y el eje (brazo de momento de la potencia)

herramientas para entrenar

Podemos observar que en un primer momento la distancia aumenta (por lo que me costará menos) para disminuir al finalizar el movimiento (por lo que me costará más).

Según vamos haciendo el movimiento se puede observar la variación de distancia y la fuerza que hay que hacer. 

herramientas para entrenar
herramientas para entrenar

Ya hemos visto como variar la carga dependiendo de las poleas y del sistema de palancas, ya bien sea por la relación entre el eje y la resistencia de la maquina (el cable) o por la relación entre el eje y la potencia de la maquina (la línea de fuerza que hacemos nosotros).

Otro factor a tener en cuenta para determinar cuanta fuerza tendré que hacer y con qué musculatura, es el análisis del sistema de palancas del cuerpo humano y cómo éste se relaciona con la carga que le llega.

En este artículo no entraremos en su análisis.

Todo esto ocurre a la vez, durante la ejecución del ejercicio y será la suma de todos estos factores la que determinará la fuerza que tengo que hacer en cada momento.

Con todo esto, ya tenemos una de las principales características de las máquinas de fitness:

Permiten variar la carga, como si una mancuerna fuese cambiando de peso a lo largo de un movimiento.

¿Qué provocan los puntos de soporte y la dirección guiada?

Los puntos de soporte de la maquina nos dan estabilidad externa.

No es lo mismo realizar un remo en maquina donde apoyamos nuestro pecho en un acolchado (que nos frena la fuerza que intenta echarnos para adelante) que hacer un remo sin ese apoyo (seremos nosotros los que controlemos la fuerza para no irnos hacia adelante).

En la siguiente imagen podemos ver un remo en maquina con apoyo y un remo con mancuerna donde el apoyo lo hago yo y por tanto me cuesta más trabajo.

herramientas para entrenar

Normalmente las maquinas tienen muchos más puntos de soporte que los ejercicios con pesos libres o poleas.
Por lo que tendremos menos requerimientos de estabilización interna.

Otra característica de las maquinas es que solo suelen permitir un movimiento.

Esto hace que algunas fuerzas que se realizan en otra dirección que no sea la de la maquina queden ocultas (ya que la maquina no permite ese movimiento).
Por lo tanto, podríamos estar haciendo fuerzas en otras direcciones sin darnos cuenta.

Esto no pasa con una mancuerna por ejemplo, ya que una mancuerna permite movimiento en los tres planos y si hacemos una fuerza que no se corresponde con el plano del ejercicio, la mancuerna se moverá y nos daremos cuenta más fácilmente.

herramientas para entrenar

No debemos olvidar que todo lo visto hasta ahora son características, estas no son ni buenas ni malas.

Todo dependerá de la persona, su objetivo y momento de la progresión.

¿Cómo nos pueden ayudar las maquinas?

La variación de la carga que nos da una maquina puede ser muy interesante para trabajar nuestra musculatura, ya que muchas veces los pesos libres nos ofrecen un perfil de resistencia que no es óptimo.

Sin embargo, como hemos visto las maquinas pueden darnos más o menos carga o una carga continua en todo el movimiento.

Podremos entonces trabajar todo el rango de forma completa y con un buen perfil que se adapte a nosotros, dándonos más carga donde somos fuertes y menos carga donde somos más débiles.

Además, gracias a los puntos de soporte podemos estar pendientes de realizar el movimiento en las articulaciones deseadas y no tener que controlar demasiado nuestro cuerpo, como muchas veces pasa en los pesos libres.

El movimiento guiado también nos facilitara la estabilización, no tendremos que centrarnos tanto en mantener el plano, porque ya lo hace la máquina.

Sin embargo, si hacemos fuerzas fuera de ese plano puede que no nos demos cuenta, ya que no se producirá el movimiento.

Todo esto será beneficioso si nos interesa en la etapa de la progresión en la que estemos (normalmente son más usadas en etapas iniciales).

¿Son entonces la mejor herramienta?

No son ni mejor ni peor, solamente distintas.

Los pesos libres nos pueden ofrecer también ventajas, dependiendo de la etapa de la progresión (normalmente etapas más avanzadas).

​No debemos olvidar que en nuestro día a día nos relacionamos con objetos que tienen las mismas características que los pesos libres.

Por tanto, el trabajo con pesos libres nos ofrecerá perfiles de resistencia que se asemejan más a los de nuestra vida diaria (sobre todo por el tema de cargas inerciales).

Además, al no tener demasiados puntos de soporte nos obligará a estabilizarnos internamente, desarrollando así la coordinación intra e intermuscular y trabajando más músculos a la vez.

Tampoco habrá fuerzas ocultas, ya que si nos salimos del plano del ejercicio la mancuerna se moverá.

Nino González Ribao - CONCLUSIÓN

Tras analizar los componentes de una máquina, como estos funcionan y se relacionan con nosotros, obtenemos una serie de características.
Como hemos visto estas características pueden ser “buenas” y esas mismas características pueden ser “malas”, todo ello depende de la persona, su objetivo y su etapa en la progresión.

Un buen entrenador personal escogerá nuestros ejercicios teniendo en cuenta todas estas variables, sabrá determinar que nos conviene más en ese momento aprovechando al máximo las ventajas que nos ofrece cada material y disminuyendo lo máximo posible las desventajas del mismo.
Debemos saber que en este artículo hemos abordado este tema desde el punto de vista de la mecánica del ejercicio y de una manera sencilla para transmitirlo al público en general.
Lógicamente todas estar variaciones del estímulo provocan diferentes adaptaciones fisiológicas (tanto a nivel nervioso como metabólico) y ello también afectará a la hora de escoger que ejercicio hacemos y donde lo hacemos.

Podemos decir que esto es solo una parte dentro de la gran complejidad del mundo del ejercicio

Dejar un comentario