04.

Objetivo Estético

Refuerzo muscular te ayuda a sacar el mayor rendimiento al entrenamiento destinado a mejorar el aspecto de tu cuerpo.

Objetivo Bajar Grasa Corporal, Definición

El entrenamiento para adelgazar tiene como objetivo acelerar el metabolismo para utilizar más grasas como energía e ir eliminando los almacenes en nuestros “michelines” y zonas donde acumulemos esta grasa.

Este proceso de buscar eliminar tejido graso debe ir acompañado de unos hábitos nutricionales para equilibrar la cantidad de calorías que se comen con las que son necesarias para mantener nuestra salud, utilizando el entrenamiento para acelerar el proceso de quema de grasas en nuestra musculatura.

Dentro de este objetivo, Refuerzo Muscular te ayuda a equilibrar la capacidad de hacer fuerza de la musculatura para que responda ante el ejercicio generando más gasto energético y retrasando la aparición de la fatiga.

Por ejemplo:
Si escogemos trabajar en la elíptica, correr o realizar algunas de las actividades colectivas que nos podemos encontrar en un gimnasio para bajar el tejido graso, lo que tenemos que tener en cuanta es que, el órgano capaz de transformar la grasa en energía a traves del ejercicio es EL MÚSCULO.

Una correcta y equilibrada función de estos nos va ayudar a mantener más tiempo un esfuerzo alto con menos sensación de fatiga y, como consecuencia, aumentar nuestro gasto energético mientras realizamos la actividad escogida.

En el caso de escoger una elíptica, podemos ver que muchas de ellas tienen una pantalla que lo que hace es marcarnos tiempo, nivel, velocidad, potencia, pulso…

Dentro de todas estas referencias normalmente solo solemos coger 2: NIVEL Y TIEMPO. Nivel y tiempo solo nos va a permitir ver cuanto tiempo me he pasado encima de una aparato a un determinado nivel, pero no nos va a decir ni a que intensidad ni cuanto trabajo he llevado a cabo en todo ese tiempo, ni si he mejorado o no.

Estos datos siempre tienen que ir relacionados al igual que no solo con el pulso se si estoy trabajando bien o mal mi OBJETIVO DE QUEMA DE GRASAS. Cuando relacionamos estos datos entre ellos y nos fijamos en las variaciones para poder cuantificar mejoras en esa actividad es cuando realmente vamos a ver progresiones en la intensidad de nuestros ejercicios y como consecuencia, progresiones en la capacidad metabólica.

Un ejemplo práctico es comparar estar haciendo un ejercicio durante mas de 30´ a un 60% de intensidad o de capacidad de esfuerzo, con estar 15´ al 80/90% de intensidad en el mismo ejercicio. Como gasto energético total y dependiendo del ejercicio, podría ser que en los 30´gastasemos algo más que en los 15, pero para nuestro sistema muscular, la adaptación al otro esfuerzo va a generar una mayor capacidad metabólica incluso cuando no estemos haciendo ejercicio.

Pero para que nuestra musculatura pueda soportar estas intensidades sin crear descompensaciones que hagan que la sensación de fatiga aparezca pronto generando cada vez más fuerza, nuestro sistema muscular tiene que estar bien coordinado para llevar a cabo estos esfuerzos utilizando la musculatura adecuada en cada fase del ejecicio.

Si algunos músculos no tienen la correcta capacidad de generar tensión en el momento adecuado, para que otros tengan que hacer su función no pudiendo mantener esa intensidad durante mucho tiempo pudiendo llevar incluso a algún tipo de lesión o a una mala recuperación  de la musculatura de cara a la siguiente sesión de entrenamiento.

Refuerzo Muscular evalua el estado de tu sistema muscular ante esfuerzos y a escoger ejercicios para que esta mejore su capacidad de hacer fuerza haciendo nuestro entrenamiento mucho más eficaz a la hora de aumentar nuestro consumo calórico.

Objetivo ganar fuerza, Aumento de masa muscular.

Para ganar masa muscular tenemos que hacer que los ejercicios que escojamos en el entrenamiento metan la mayor cantidad de tensión posible en la musculatura a trabajar.

Esta tensión buscaremos mantenerla el mayor tiempo posible con una ejecución técnica que permita mantener bajo carga nuestra musculatura.

En ocasiones, aunque los ejercicios que escogemos puede que sean los más adecuados para ganar tamaño muscular, una mala ejecución de este, cambiando de pla o o un error al meter una carga que nos obliga a no hacer el trabajo dentro del plano adecuado, hace que nuestro entrenamiento sea ineficaz respecto al objetivo buscado.

En algunos casos nos podemos encontrar que una mala función muscular haga que no podamos someter a la musculatura a esa tensión necesaria para nuestro objetivo.

Un ejemplo claro es el press de banca. Si los movimientos no son los adecuados para mantener la tensión en el pectoral o si la carga que metemos es excesiva para nuestras musculatura, puede ser que consigamos subir la barra pero no podríamos asegurar a que nivel trabajaría el pectoral.

Estos “movimientos adecuados” son controlados por un equilibrio entre la musculatura motora y la que se encarga de estabilizar la dirección de la fuerza.

Muchas veces, nos encontramos con que algunos músculos no son capaces de contraerse correctamente por fallos en la comunicación entre el sistema nervioso y el muscular causados por diferentes motivos como posturales, patrones motores mal ejecutados en el entrenamiento o antiguas lesiones que nos limitan movimientos y buscamos algún tipo de compensación.

En Refuerzo Muscular te ayudamos a buscar esa musculatura cuya mala función puede estar frenando tus resultados y te asesoramos sobre la correcta planificación de intensidades y tipos de entrenamiento que te ayuden a desarrollar tu musculatura de forma más eficaz. Te ayudamos también ofreciéndote unos habitos nutricionales para ayudar a cumplir este objetivo mediante la nutrición.

Refuerzo muscular consigue que le saques el máximo rendimiento a cada ejercicio para que tu musculatura llegue a niveles superiores de fatiga necesarios para su crecimiento y ganancia de fuerza, minimizando el riesgo de lesión al estar controlando en todo momento esta tensión.

La utilización de las herramientas y cargas necesarias es clave para optimizar los resultados de tus entrenamientos buscando no excederse pero tampoco quedarse corto ya que cualquiera de las dos cosas serían contraproducentes para la meta buscada.

Sacar el mayor rendimiento a los ejercicios junto con un aumento en la intensidad de estos es clave para conseguir que nuestra musculatura tenga los marcadores necesarias para su crecimiento y adaptacion. poder realizar entrenamientos de alta intensidad y que nuestro cuerpo pueda tolerarlo y aumentar nuestra produccion hormonal.

No esperes más, comienza ya a mejorar tu rendimiento.