01.

Objetivo Salud

Cuando hablamos de salud para encontrarnos mejor a la hora de hacer ejercicio, está claro que hablamos de poder realizar actividades de nuestra vida diaria con la menor sensación de cansancio o dolores musculares posibles.

Cuerpo solo tenemos uno y encima vivimos en él, con lo que nos encontramos con la obligación de cuidarlo. Al hablar de entrenamiento para la salud, estamos hablando por un lado de salud articular y movimiento, y por otro, de salud fisológica y metabólica.

La única forma que nos encontramos de mantener nuestras articulaciones saludables es que la musculatura que se encuentra alrededor de estas trabaje de forma equilibrada suavizando y controlando las fuerzas que llegan a estas, y evitando que la articulación no sufra más desgaste en unas zonas que en otras.

Si esta musculatura es fuerte, podremos hacer muchos más movimientos que no estresen nuestras articulaciones  equilibrando las fuerzas que nos llegan al realizarlos.

Por ejemplo: La articulación del hombro que une el húmero con el omóplato, es una bola muy grande (el húmero) en una superficie muy pequeña (la glena en el omóplato).

Es como si pusiéramos un balón de fútbol en un plato de postre. Esta articulación está rodeada de varios músculos cercanos que conocemos como el manguito de los rotadores.

Si alguno de estos  músculos no hace correctamente su función de contraerse en el momento adecuado, la articulación se usará menos en la dirección en la que este se encuentra, creando más desgaste en otras posiciones articulares, limitando el movimiento y pudiendo ocasionar una sobrecarga en los músculos que compensan el trabajo de los más débiles.

Este mismo ejemplo lo podemos utilizar en los discos de la columna. Sí, estos que pueden estropearse y crear una hernia discal. Uno de los motivos por los que puede ocurrir esto es por un caso parecido al del hombro.

Si de los músculos que están alrededor de las articulaciones de la columna hay alguno que no funcione correctamente o esté débil, habrá algunas posiciones que no vamos a explorar y como consecuencia, es posible que estemos colocando la columna con los discos en forma de cuña con el riesgo de llegar a romperlos si mantenemos mucho tiempo este desequilibrio postural que la mayoría de las veces viene por esta debilidad muscular.

En la salud fisiológica y metabólica tiene mucho que ver la fuerza que tiene nuestra musculatura para movernos ocasionando la menor fatiga posible. Vamos a explicar esto empezando por causas de la fatiga. Hay varios factores que causan fatiga, algunos de ellos son:

  • Si algunos músculos no tienen la capacidad celular de poder utilizar los nutrientes para transformarlos en energía, la aparición de la fatiga se dará antes, con la consecuente subida de ritmo respiratorio y cardiaco que acabara en una bajada de ritmo de nuestra actividad o directamente parar.
  • Si los músculos no tienen el tamaño, y por consiguiente, la fuerza para manejar nuestro cuerpo en determinadas situaciones voy a tener que hacerlos trabajar a mucha intensidad pudiendo llegar a producir pequeños daños en esta musculatura realizando una actividad física no habitual generando de nuevo sensación de fatiga y dolor.
  • Si hay músculos que nuestro sistema nervioso no controla bien, va a haber otros que van a tener que trabajar mucho mas para desarrollar una actividad pudiendo producirse los dos casos anteriores.

Un ejemplo podria ocurrirnos subiendo una escalera.

Si nuestra musculatura no es fuerte, no tiene una buena función de obtener energía de los nutrientes (metabolismo) o no consigo coordinar bien la musculatura por no mandar órdenes correctas debido a una mala función neuromuscular, vamos a incrementar valores que generan fatiga subiendo nuestras pulsaciones y la demanda de respiración a niveles elevados que podrían no ser saludables simplemente por subir esta escalera con una musculatura débil.

En este caso Refuerzo Muscular resuelve el problema localizando mediante la evaluación las debilidades y adaptando los ejercicios al nivel de esfuerzo requerido para mejorar la fuerza en la musculatura más débil retrasando la sensación de fatiga y ganando así salud fisiológica y metabólica

No esperes más, comienza ya a mejorar tu rendimiento.