REFUERZO INTEGRADO

Cuando se entrena en Refuerzo Muscular hay que tener muy claro que lo que se busca es eso mismo, reforzar la musculatura, por lo que todo el trabajo de activación y habilitación muscular que lleva a que nuestro cuerpo trabaje de una forma más eficiente se va a ver reflejado en los ejercicios. Para ello tenemos programado un trabajo en el cual, al mismo tiempo que se aumenta la fuerza de contracción muscular, se optimizan movimientos o gestos habituales en nuestro día a día o de nuestro trabajo o deporte.

En el momento en el que nuestra musculatura consigue tener la habilidad de contraerse correctamente evitando sobrecargas, contracturas o cualquier otro tipo de mala función que nos pueda llevar a falta de actividad o dolor, podemos integrarla en los entrenamientos R.I.T.E.T. y RX, donde aumentaremos la intensidad de carga para poder reforzarla realmente, haciendo que estas adaptaciones producidas perduren en el tiempo. 

En los entrenamientos de Refuerzo Integrado de Tiempo En Tensión (R.I.T.E.T.), necesitamos mentalizarnos de que cuando levantamos cargas con el fin de mejorar la habilidad y fuerza contráctil, éstas tienen que estar pensadas para mantener la tensión muscular en el mayor rango de movimiento posible. De esta forma es como la musculatura mejora en todo su rango la capacidad contráctil y tolerancia a esfuerzos al mismo tiempo que potencia la comunicación de actuación-respuesta entre nuestro sistema nervioso y el sistema muscular. Y tampoco debemos olvidar la palabra INTEGRADO. La musculatura que hasta ahora tenía poca habilidad contráctil frente a cargas está acomodada a no trabajar por lo que es totalmente necesario no desviar nunca el gesto y mantener la tensión en esa musculatura. Si esto no es así, PARAR ES LA ÚNICA OPCIÓN,

Así como RITET se encarga de incrementar la capacidad de generar la tensión adecuada reforzando debilidades, los entrenamientos RX Refuerzos Funcionales entrenan esta musculatura para que sepa cuándo contraerse y con cuánta intensidad para llevar a cabo esta actividad física de forma eficiente. 

La eficiencia la llevamos a cabo haciendo que la musculatura esté bien coordinada entre sí, causando el menor gasto energético con la mayor acción. Deberíamos hablar también de gasto de “materiales” como excesivas presiones articulares o tensiones que puedan deteriorar los tejidos más de lo que puedan tolerar. 

Los entrenamientos Rx y los Retos nos llevan a maximizar la eficiencia del trabajo musculoarticular colaborando con una mejora también del sistema cardiorrespiratorio que recibirá una mayor carga de trabajo con puntos altos de intensidad. Lo más importante en estos entrenamientos en cuyos ejercicios la tensión no se modifica como en los RITET, es que el objetivo principal es externo a nuestra musculatura, es decir, el objetivo es el movimiento  y no la tensión acumulada preparándonos para poder integrar las debilidades en la actividad física que tengamos como meta. 

Estos entrenamientos permiten establecer y progresar en los refuerzos entrenando entre una y tres veces a la semana para mantener el cuerpo activo y disminuir los efectos del paso del tiempo que nos llevarán a mayores debilidades. En la evolución de los entrenamientos hay una franja de edad en la que, no empeorar es sinónimo de mejorar. Pero es imposible si no se realizan los Refuerzos diarios. 

"Es esencial tener claro cómo debemos levantar las cargas para reforzar la musculatura. Levantar pesos es relativamente sencillo, pero que éstos puedan generar adaptaciones que refuercen tus debilidades requiere concentración y un conocimiento total de qué musculatura es la que tiende a no trabajar"

Óscar Macías Cajete. PROCERM Experto
Ir arriba