PONERSE EN FORMA

El concepto ponerse en forma es algo complejo de definir para las personas que comienzan (o retoman) el ejercicio físico con este objetivo. 

Según el departamento de salud y servicios sociales de los Estados Unidos, ponerse en forma es “la habilidad de poder realizar una actividad física a diario, de manera vigorosa y atenta, sin sufrir una excesiva fatiga”

Hay ciertos indicadores y cuantificaciones estándar que habitualmente se manejan para saber si se está en forma o no. Algunos de ellos son:

  • Volumen de oxígeno en sangre
  • Cantidad de flexiones realizadas
  • Dominadas 
  • Salto de longitud
  • Test de Cooper
  • Nivel de flexibilidad. 
  • … (podríamos incluir muchos más)

Nuestro concepto de estar en forma en Refuerzo Muscular es tener la tolerancia y la estabilidad óptimas para desarrollar la actividad física diaria y que, si en algún momento se excede ésta, seamos capaces de soportarla sin consecuencias de deterioro o excesiva fatiga en nuestro organismo. 

Siempre se tienen en cuenta diferentes aspectos de la forma física, pero todos dependen del estado muscular en el que nos encontremos. Si tenemos una musculatura débil, se generará mucha más fatiga o sobrecargas en otros músculos para conseguir llevar a cabo la actividad. Además, si no contamos con recursos contráctiles eficaces y eficientes, la recuperación será mucho más larga y no podremos recurrir a patrones motores correctos en nuestra vida diaria. 

"No podemos estar en forma para todo"

Por otro lado, debemos tener en cuenta que ponerse en forma va ligado necesariamente a un porqué y a un para qué, es decir, no podemos ponernos en forma para todo. Por ejemplo: puedo estar en forma para correr, pero eso no significa que esté en forma para escalar (ni que tenga buena salud). Sin embargo, sí podemos tener la musculatura reforzada y con un nivel de tolerancia adecuado que nos permita llevar a cabo nuestro día a día tanto en el trabajo como en la vida social o el deporte.

También nos ayudará una nutrición ajustada a nuestra actividad y estado metabólico.

Por lo tanto el concepto “estar en forma” no es un sinónimo específico de tener buena salud. Estar en forma en tu vida diaria significa que eres capaz de recuperar tu cuerpo para que al día siguiente pueda volver a ser funcional y te permita tolerar esa actividad. Cuanta más riqueza de tolerancia de esfuerzo muscular tengas, menos vas a estresar tu sistema cardiorrespiratorio y a su vez, cuanto más optimizado tengas el sistema cardiorrespiratorio, más nutrido estará tu sistema muscular para tolerar el esfuerzo. Esta relación es la que hace que estés en forma.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Ir arriba